Alpacino Mojica, uno de los hombres allegados al exministro de Gobierno, Carlos Romero, fue beneficiado con detención domiciliaria previo pago de 15.000 bolivianos. Es acusado de financiar a los supuestos grupos de choque que se enfrentaron en el barrio Cofadena, de Montero del departamento de Santa Cruz, en noviembre del pasado año y que dejó dos fallecidos.

Alpacino, junto a su hermano Paolo Mojica, fueron imputados y enviados a la cárcel el diciembre del pasado año por los delitos de homicidio en grado de complicidad, organización delictuosa e instigación a delinquir y encubrimiento.

El abogado que patrocina a las víctimas, Saúl Menacho, apeló la liberación del sindicado y argumentó que se verificó irregularidades en el desarrollo de la audiencia y dijo que no se tomó en cuanta el contacto que tendría Mojica con los guerrilleros que operaban en Bolivia.

“Lamentablemente el juez no valoró esa situación, no quiso suspender la audiencia y la llevó a cabo, en la cual le dio detención domiciliaria”, indicó.

Radio Fides/La Paz