El fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, posesionó ayer a Carla Patricia Oller Molina, como fiscal Departamental de Tarija, y a Marco Antonio Cossio Viorel, como fiscal Departamental de La Paz; reemplazaron Aimoré Álvarez Barba y William Alave Laura, respectivamente.

En el acto de posesión que se realizó en la ciudad de Sucre, Lanchipa recordó que los funcionarios públicos sólo deben obedecer los mandatos constitucionales y mantenerse alejados de los intereses políticos.

“Recordarles que en el cumplimiento de las delicadas funciones que la Constitución Política del Estado y la Ley Orgánica del Ministerio Público confieren a los fiscales, únicamente deben obediencia a los mandatos constitucionales y legales, debiendo abstraerse de injerencias internas y externas, y mantenerse alejados de los intereses políticos”, sostuvo.

Por otro lado agradeció el trabajo que desempeñaron a los fiscales departamentales salientes Álvarez y Alave.

Radio Fides/La Paz