El exprefecto de Oruro, Luis Alberto Aguilar (2006-2009), quien cumple una sentencia de seis años y se 10 meses de cárcel, fue beneficiado con detención domiciliaria por un año y medio pues debe someterse a hemodiálisis varias veces a la semana, ya que tiene una insuficiencia renal crónica en estadio cinco, según un reporte de radio Fides Oruro.

El juez de Ejecución Penal, German López, informó que asumió esa decisión luego de conocer los informes médicos forenses y de los galenos que lo atienden, además esto fue contrastado con lo que establece la Constitución Política del Estado (CPE) de garantizar la vida.

“Se ha concluido que tiene insuficiencia renal crónica con tratamiento a base de hemodiálisis y tratamiento farmacológico, el sentenciado cada semana tiene que recibir hemodiálisis (…) mi autoridad ha valorado todos estos antecedentes y, conforme nuestro ordenamiento penal y más la Constitución Política del Estado que garantiza la vida de todos ciudadano, ha dispuesto la resolución temporal o provisiones del sentenciado Alberto Luis Aguilar a cumplirse en el domicilio que va señalar, la misma va ser verificada por trabajo social”, sostuvo.

Pero también se dispuso que algunas reglas de conducta que debe cumplir y no infrinja la detención domiciliaria, tiene arraigo nacional, debe presentar dos garantes y se dispuso una vigilancia policial esporádica, lo que significa que la Policía se presentará en el domicilio de Aguilar en cualquier momento para verificar su permanencia.

El exprefecto Aguilar (MAS) fue sentenciado por el caso Puerto Seco y hasta el momento se le contabilizó casi un año de cárcel.

Radio Fides/Oruro