El expresidente de Bolivia, Evo Morales, quien desde diciembre se encuentra en la Argentina como refugiado, viajó a Cuba y dejó el vecino país. Según el Gobierno argentino su salida se debe a un tratamiento.

Según el diario La Nación, en diálogo con radio Continental, el presidente Alberto Fernández se refirió al tema y dijo que Evo le había comunicado su viaje. “Me parece que estaba con un tratamiento y tenía que viajar. Habló días atrás conmigo. Como refugiado no se le impide ir a Cuba. Tiene derechos y los puede ejercer”, sostuvo.

En diciembre del pasado año, Morales viajó también a Cuba desde México, primer país en que se exilió, en ese entonces se conoció que fue a la isla para hacer una consulta médica aunque no se especificó el motivo concreto del viaje, si se trataba de una revisión médica de rutina o algún tratamiento de una dolencia específica.

Radio Fides/La Paz