El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, aseguró este jueves que autorizó el inicio de una auditoría a la construcción y funcionamiento de la Planta de Urea de Bulo Bulo, del departamento de Cochabamba, también se hará una reingeniería.

“Vamos a tener una auditoría muy clara de la inversión y una segunda es la reingeniería que se debe hacer”, sostuvo en conferencia de prensa. Dicha planta le costó al Estado boliviano más de 900 millones de dólares.

Según el Gobierno, hasta la fecha la Planta de Urea trabajó a menos del 10 por ciento de su capacidad real e pesar de la inversión que significó.

Además explicó que la poca producción de la planta se destinó, en gran parte, al mercado de Cuba a precios más bajos de los que se vendía en el mercado nacional.

Radio Fides/La Paz