El exministro de Gobierno, Carlos Romero, fue trasladado el viernes de su domicilio, ubicado en la zona de Auquisamaña en la zona Sur de La Paz, hasta la Caja Petrolera de Salud (CPS), en una ambulancia en medio de resguardo policial.

El doctor Fernando Romero, principal dirigente del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública, quien se encontraba realizando una revisión médica a la gente que realizaba una vigilia en la puerta de la casa del exministro, fue quien tuvo que atender a Carlos Romero.

El galeno informó a radio Fides que Romero presentaba un cuadro de deshidratación, hipertensión y signos de depresión.

“Cuando entramos a la sala donde él estaba lo encontramos muy dolorido, con signos de deshidratación, una vez que examinamos sus signos vitales la presión marcaba 150 que era hipertensión, su saturación de oxígeno estaba entre los 88 por ciento de concentración (…) se notaba signos de depresión severa, son datos clínicos que indican que el paciente debe ser trasladado a un hospital de emergencia y fue evacuado”, manifestó.

Radio Fides/La Paz