Diego Fernando Vega Ibarra, excónsul de Bolivia, fue condenado ayer a cinco años de prisión en la segunda audiencia celebrada por el Juzgado Federal de Garantías de Tartagal, según el portal de El Tribuno de Argentina. El ex diplomático fue detenido, junto al comerciante Wilson Bernardo Cordero Flores, con ocho kilos de cocaína.

En la audiencia de clausura, presidida por el juez Carlos Martínez Frugoni, la Fiscalía avanzó con la acusación contra Vega Ibarra, de 37 años, y Cordero Flores, de 40 años, por el delito de transporte de estupefacientes, establecido en el artículo 5, inciso C de la Ley 23.737.

El 17 de diciembre, Vega Ibarra conducía un automóvil, marca Jac, de norte a sur por la ruta 50, a la altura del  kilómetro 46 (Sección 28 de Julio), cuando fue detenido por efectivos del Destacamento Móvil 3 del Escuadrón 20 “Orán” de Gendarmería Nacional.

Tras la estimación de pena por parte de la fiscalía, surgió entre las partes la posibilidad de arribar a una solución de conflicto a través de la aplicación del proceso de juicio abreviado. La Fiscalía y las defensas acordaron una condena de 5 años de prisión efectiva para Vega Ibarra, mientras que para Cordero Flores se propuso una pena de 4 años y 6 meses. En ambos casos, por el delito de transporte de estupefacientes, tal como fue planteado en la acusación.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario