Los comunarios de la población de Tumichicua, lugar turístico que se encuentra a 25 kilómetros de Riberalta, en la provincia Vaca Diez, del departamento de Beni, están preocupados luego de que más de 20 personas, entre bañistas y pescadores, fueron mordidos y heridos por los peces palomentas piraña, según un reporte de radio Fides.

Las más de 90 familias quienes viven en el lugar y del turismo se vieron afectados desde hace un tiempo porque los peces palometa pirañas empezaron a morder a quienes se bañan en la laguna que lleva el mismo nombre de la comunidad, Tumichicua, así informó su dirigente Aldo Inamareco.

“En un principio estas palometas eran muy pequeñas aproximado de ocho centímetros pero en este tiempo han ido creciendo, la gente supone que son las mismas, en un principio mordieron a unas siete a ocho personas, después a otras, no tengo el dato de cuántas personas han sido mordidas”, aseveró.

Piden la presencia de biólogos del departamento de Beni o de otras regiones del país para determinar el comportamiento de los peces y saber por qué están mordiendo a las personas, a qué se debe.

“Estamos haciendo que lleguen personas expertas de la capital de Trinidad para poder ayudar”, acotó.

Entre las hipótesis que se manejan están: que podrían estar cuidando sus huevos, podría ser por el cambio de la temperatura, toda vez que el nivel de ríos sube, y también ingresan a la laguna, de otros ríos.

“Dicen que están cuidando a los huevos que ellos están poniendo, es posible también que haya un cambio en la circulación de las aguas del río, que entra aguas del río, posiblemente – no sé si será así – por las represas del vecino país se ha construido”, indicó.

Las pirañas palometas no son exactamente como las pirañas que conocemos. El nombre piraña es nativa de origen Guarani: pira significa pez, aña significa diablo, sería un pez diablo.

“Las palometas son las comunes, no son esa que se ven en las películas, no sabemos cuál es el motivo por el que aparecer cada cierto tiempo”, manifestó.

Radio Fides/Trinidad