Llegó lo que se temía al Hospital Obrero dependiente de la Caja Nacional de Salud (CNS), regional Oruro; pues a la fecha, su capacidad para albergar pacientes internados ha colapsado, habiéndose visto obligados incluso a improvisar camas en donde se hallan espacios libres, lo cual no puede seguir.

Así se refirió el director de este nosocomio, Oscar Ayala, quien en declaraciones a Fides Oruro hace recuerdo que hace años, se ha advertido de la urgencia de construir un segundo bloque y hasta el momento, no se escuchó.

“Este pedido ya es de años atrás, estoy hablando de 14 años atrás que hemos pedido que se amplíe un segundo bloque o se concluya un segundo hospital”, indicó.

Resaltó que en este hospital, en este último tiempo, se han realizado cirugías de las más complicadas, gracias a la tecnología que se tiene, pero todo ese esfuerzo a veces resulta insuficiente ante la falta de espacio.

«La nueva administración ha retomado el proyecto, pero falta la voluntad del nivel central; ojalá este año, se pueda concretar», enfatizó Ayala.

Radio Fides/Oruro