El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, reveló este jueves que se detectó un daño económico de 1.700 millones de bolivianos en la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) en la gestión de Óscar Coca. La entidad inició una querella penal.

“Son 1.700 millones de bolivianos en pérdidas en la gestión de Óscar Coca y su clan”, indico.

La autoridad aseveró que invirtió telecentros con el fin de que el internet llegue a gente pobre y a gente del área rural y el 65 por ciento de los telecentros no opera.

Arias indicó que existieron contratos y proyectos que no se implementaron. Entel contrató a la empresa india Vihaan Networks por 12,5 millones de bolivianos para proveer de equipamiento tecnológico pero los equipos nunca llegaron. Por otro lado el proyecto de la “Billetera Móvil” le costó 15 millones de bolivianos y hasta la fecha solo se viabilizó 500 transacciones.

El nuevo gerente de Entel, Elio Montes, denunció también un millonario manejo a favor de Coca pues alquiló un lujoso apartamento en San Isidro de Lima, Perú, por un monto de 12.000 bolivianos mensuales. También se detectó la compra de una vagoneta de lujo por 350.000 bolivianos.

Radio Fides/La Paz