Ocurrió el pasado 16 de diciembre en la Puna salteña, de Argentina, cuando un ciudadano boliviano atropelló a un gendarme e intentó escapar en una camioneta que llevaba de 429 kilos de cocaína y 32 de marihuana, según La Gaceta Salta.

El hecho se dio en un camino secundario de la pre-cordillera, a 20 kilómetros del hito fronterizo con Chile.

Mientras realizaban tareas de patrullaje por la zona, un grupo de gendarmes observó una camioneta y al intentar detener su paso para una inspección el conductor de la misma arrancó a toda velocidad.

En ese momento embistió a un efectivo de Gendarmería, que utilizó su arma reglamentaria para disparar a uno de los neumáticos del vehículo.

Los ocupantes del mismo quisieron huir a pie pero uno de ellos fue detenido y trasladado al hospital San Bernardo de la capital salteña ya que presentaba heridas leves.

En la camioneta había 15 bolsas de yute que contenían 414 paquetes rectangulares con un peso de 429 kilos de cocaína. Además había 29 ladrillos de 32 kilos de marihuana.

La Fiscalía Federal de Salta dispuso la detención del ciudadano boliviano y secuestró el estupefaciente y el vehículo.

Radio Fides/La Paz