Por primera vez, después de apagar los incendios en la Chiquitania y otras zonas del departamento de Santa Cruz, los tres niveles de Gobierno evalúa las propuestas elaborada por técnicos para iniciar las tareas de recuperación a corto, mediano y largo plazo de las áreas afectadas por el fuego, según un reporte de radio Fides Santa Cruz.

El alcalde del municipio de San Ignacio de Velasco, Moisés Salces, explicó que son alrededor de 500 mil las hectáreas dañadas sólo en su jurisdicción.

“A partir de hoy esta estrategia, este plan, que vamos a organizar entre todos para no estar haciendo doble esfuerzo, el gobierno departamental por su lado, los municipios por su lado, las ONG por su lado y que algunas comunidades les llegue más y a otras menos, queremos hacer un plan en conjunto entre todos: financiadores, ONGs, fundaciones, gobiernos municipales y todos”, indicó.

Además, informó que más de un centenar de pequeños productores perdieron todo cuanto tenían y esperan apoyo gubernamental con créditos blandos.

Radio Fides/Santa Cruz