La Cancillería afirmó el viernes por la noche a través de un comunicado oficial que en Bolivia no hubo golpe de Estado y que la sucesión presidencial de Jeanine Áñez fue constitucional, amparada por la Constitución Política del Estado (CPE) y validada por el Tribunal Constitucional Plurinacional.

“Los antecedentes descritos desvirtúan las erróneas interpretaciones sobre la existencia de un golpe de Estado en Bolivia. Esto fue corroborado por el Secretario General de la OEA. Luis Almagro, quien afirmó lo siguiente: Si hubo un golpe de Estado en Bolivia. Ocurrió el día 20 de octubre cuando se cometió el fraude electoral que tenía como resultado el triunfo del expresidente Evo Morales en la primera vuelta. Que el Tribunal Electoral adjudicara triunfo en primera vuelta era pretender perpetuarse en el poder de forma ilegítima e inconstitucional», indica pate del comunicado.

Bolivia vivió una dramática situación después de los comicios del 20 de octubre de 2019. Una comisión de la OEA realizó una auditoría al proceso electoral ante las numerosas denuncias de fraude por parte de la población.

El informe preliminar de la OEA reveló “graves irregularidades”, destacando problemas técnicos en el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP), falsificación de firmas y actas otros.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario