Si a nivel nacional los comités cívicos comienzan a ser seriamente cuestionados tras la polémica surgida entre Luis Fernando Camacho y Marco Antonio Pumari, en Oruro la situación del movimiento cívico es aún más preocupante toda vez que después del conflicto nacional, no ha podido consolidarse un verdadero Comité Cívico orureño, y lo que es más grave, grupos divididos llegaron a enfrentarse en plena Plaza 10 de febrero este mediodía.

La situación se puso muy complicada, en medio de mutuas acusaciones de “masistas infiltrados” y “buscapegas”.

La dirigente del magisterio urbano de Oruro, Cristina López, acusó al presidente del Comité Ad Hoc, Hugo Gutiérrez Canaza, de haberlos abandonado en el peor momento de la lucha y buscar beneficios ante el actual gobierno de transición.

“¿Él estaba presente?, no estaba presente, quiénes hemos rescatado la democracia, los comerciantes, los maestros, los universitarios, él con sus 20, 30 personas, ni siquiera ha ido a las marchas y ahora oportunista es representante de Oruro”, sostuvo.

El aludido, Hugo Gutiérrez, rechazó estas acusaciones y contraatacó asegurando que todo esto viene de gente del Chapare y masistas radicales que se están infiltrando en los comités cívicos del país, para dividirlos.

“Son gente infiltrada que han venido del Chapare, lo están haciendo aquí en Oruro, han estado en Potosí en la mismo conducta, el día sábado han estado de Potosí tratando de hacer una mala imagen con el Comité Cívico”, aseveró.

Radio Fides/Oruro