El Juzgado Segundo de Instrucción en lo Penal de la Zona Sur determinó la detención  preventiva de los fiscales de materia, Ronald Chávez, en el penal de San Pedro, y de Mónica de la Riva, en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes, por permitir la fuga de Sergio Martínez Beltrán, asesor involucrado en el caso del supuesto fraude electoral. A pesar de la decisión ambos seguirán en celdas judiciales hasta conseguir una cárcel “segura”.

“Sin embargo, toda vez que ambos fiscales por la función que conllevan han mandado a bastantes personas con detención preventiva en ejercicio de sus funciones, la autoridad jurisdiccional también a dispuesto que por el momento, hasta encontrar un penal seguro, ambos guarden detención en celdas judiciales”, indicó el fiscal a cargo de la investigación, Edwin Enríquez.

Los fiscales son procesados por los delitos de incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias.

En el caso del fiscal Chávez, éste habría omitido la orden de aprehensión en contra de Sergio Martínez Beltrán quien fue asesor externo de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) durante la realización de las elecciones anuladas del 20 de octubre y se presume que manipuló los resultados.

En el caso de la fiscal De la Riva, de la Fiscalía de Delitos Contra la Vida, el sindicado Sergio Martínez Beltrán, es su pareja.

Enríquez informó también que otro riesgo procesal en contra de los dos fiscales es el de obstaculización, porque los mismos pueden influir negativamente en los testigos y pueden suprimir o destruir elementos inherentes a la investigación, porque ambos eran parte del Ministerio Público.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario