Los exvocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque y Antonio Costas, quienes guardan detención preventiva acusados del fraude electoral del pasado 20 de octubre, se contradijeron este lunes sobre la contratación del exasesor de esa entidad Sergio Martínez Beltrán, involucrado en el fraude electoral. Costas aseguró que “desconocía que fuera el asesor de los vocales”, mientras que Choque dijo que fue una decisión de sala plena.

Cuando los periodistas le preguntaron sobre la contratación de Martínez Beltrán como asesor del Tribunal, la expresidenta del TSE, María Eugenia Choque, dijo que “fue decisión de sala plena”.

Por su parte, Antonio Costas indicó que desconocía que Martínez era asesor de los vocales pues cada uno tenía su propio asesor.

“Él estaba inicialmente destinado a hacer soporte en el área del Sereci (Servicio de Registro Cívico) departamental, después desconozco cuáles han sido las funciones que ha tenido que hacer y de acuerdo al informe que ha emitido la OEA indica que era asesor de los vocales, me imagino que era asesor de los cinco vocales porque en realidad nunca ha sido mi asesor, cada uno de los vocales teníamos asesores independientes y yo desconocía que él hubiera estado cumpliendo esas tareas”, sostuvo.

También dijo que cuando designaron a Martínez él estaba fuera del país, además cuando llegó a Bolivia manifestó su desacuerdo pues no se justificaba su contratación.

“Yo estaba fueron del país haciendo una observación electoral y se había designado al ingeniero Sergio Martínez, yo he representado de manera verbal esa designación a la presidenta porque se tenía antecedentes de que él había tenido algunas dificultades con el anterior Tribunal Supremo Electoral, yo opiné que su contratación no era conveniente porque además no justificaba en el área que se estaba contratando”, afirmó.

Radio Fides/La Paz