La presidenta Jeanine Áñez promulgó el Decreto Supremo 4100 que dispone la indemnización de 50.000 bolivianos a los familiares de las personas fallecidas en el conflicto por el presunto fraude electoral, en el caso de los heridos sus gastos serán cubiertos hasta su recuperación, los datos del Ministerio Público 33 personas fueron reportadas como heridas y 29 fallecidos.

 

«Nuestro Gobierno ha promulgado el decreto supremo que autoriza otorgar asistencia humanitaria e indemnización a los familiares de los fallecidos y heridos en los hechos de violencia surgidos en el país después del fraude que se cometió el 20 de octubre», dijo Áñez.

La presidenta dijo que la indemnización se da en el camino hacia la consolidación de la pacificación y la reconciliación de Bolivia.

Por su parte, el ministro de Justicia, Álvaro Coímbra, anunció que su cartera de Estado será la encargada de levantar los registros y relizar los trámites necesarios, los recursos que serán ejecutados del TGN de lo incautado al narcotráfico  y contrabando.

 

RadioFides/La Paz