La juez anticorrupción Odaliz Serrano dispuso para el 15 de enero de la próxima gestión la audiencia de medidas cautelares de Jennifer Rodríguez Vargas, esposa de Pedro Montenegro, de su exabogado Rubén Darío Salazar y de la secretaria del Tribunal Supremo de Justicia  (TSJ), por la modificación del Auto Supremo que frenó la extradición del narcotraficante en 2015, la decisión obedece a que los acusados no se presentaron por falta de notificación y por la vacación judicial.

 

Serrano presentó una denuncia contra el Tribunal Supremo de Justicia porque en dos oportunidades; en el mes de agosto y la pasada semana se suspendió la audiencia de medidas cautelares de los acusados, Serrano solicitó explicaciones del por qué no se notificó a los acusados, hace semanas pide información al TDJ pero no recibió respuesta alguna a su solicitud.

“Esta audiencia no se pudo llevar a cabo en mérito a que no se presentaron la señora Jennifer Rodríguez y Rubén Darío Salazar, esto suponemos ante la falta de notificación con la presente audiencia, en ninguna de las dos ocasiones en el mes de agosto y noviembre hemos recibido repuesta, se pretendió comunicar con el TED de Santa Cruz con la secretaria general y otros oficinas y nadie sabe darnos razón”, declaró Serrano.

 

RadioFides/Santa Cruz

Tu comentario