El obispo auxiliar de El Alto, monseñor Giovani Arana, pidió este domingo, desde la Basílica Menor de San Francisco en la ciudad de La Paz, evitar los enfrentamientos y peleas y que este tiempo de Adviento, como un tiempo de espera y preparación a la Navidad, que sea de reconciliación y perdón.

“No más peleas (…) basta de enfrentarnos entre bolivianos que mucho daño nos hemos hecho comencemos a respetarnos los unos con los otros, a aceptar nuestras diferencias, a saber convivir aun cuando pensamos diferente”, dijo.

Además dijo que como país “hemos vivido estas semanas, momentos realmente muy dolorosos, podemos decir que la oscuridad se ha apoderado de nosotros, podemos decir que hemos caminado en las tinieblas, hemos sido invadidos por la oscuridad de la división, la oscuridad de la mentira, la oscuridad de la intolerancia, la oscuridad de la violencia, y todo esto ha generado en nosotros, miedo, ha generado inseguridad, duda y desconfianza”.

Por eso pidió que en este tiempo de Adviento, que se refiere a la venida de Jesucristo, todos dejémonos iluminar por su presencia.

“Abandonemos las obras propias de la noche y vistámonos con la armadura de la luz, revístanse del Señor Jesucristo, porque es cierto que solamente con Él y en Él podremos vivir iluminados, es la luz de Cristo quien nos permitirá luchar contra la oscuridad de la división, contra las tinieblas de la mentira, de la intolerancia y de la violencia, recordemos que a pesar de nuestras diferencias formamos un solo cuerpo, la Iglesia, trabajemos todos para salir de este momento de oscuridad siendo más tolerantes los unos con los otros, aprendamos a reconciliarnos, sepamos perdonarnos”, apuntó.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario