El ex presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Santos Ramírez, recuperó el viernes su libertad tras cumplir más de 11 de prisión en el penal de San Pedro, de La Paz, y la justicia le otorgó detención domiciliaria.

El abogado de Santos Ramírez, René Villarroel, dijo este sábado que consiguieron la cesación a la detención preventiva y que hasta la próxima semana presentarán los requisitos para su detención domiciliaria como arraigo y garantes.

“En una hipótesis nuestra, podemos decir con certeza, ya que ayer conseguimos la cesación a la detención preventiva, que fueron temas estrictamente políticos por parte del primer hombre del MAS que era Evo Morales, y García Linera y Juan Ramón Quintana, y Santos Ramírez llegó a ser víctima de este tema político”, sostuvo.

Según el abogado estaba detenido por los delitos de incumplimiento de deberes y conducta antieconómica “que prácticamente en la Ley anterior del Código Penal tenía una pena de uno a cuatro años y también podemos ver ahora que estuvo más de 11 años”.

Villarroel indicó que indicaron a los jueces que “de acuerdo a jurisprudencia internacional (la cárcel para Ramírez) era inhumano porque ya estaban cumpliendo una pena”.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario