El ex dirigente cívico de Achacachi, Elsner Larrazábal, desde su exilio en Perú, informó a radio Fides su retorno a Bolivia a mediados del mes de diciembre tras dos años de persecución política del Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Larrazábal, quien salió del país cuando cumplía arresto domiciliario, acusado de los hechos de violencia en Achacachi y el secuestro del dirigente de los ponchos rojos Modesto Clares, en octubre del 2017, dice que está listo para regresar a su pueblo.

“Pienso regresar al país luego de un exilio de casi dos años, en el hermano país del Perú, nos hemos comunicado con Cancillería de nuestro país porque hemos la solicitud formal a las instancias correspondientes de Perú para que podamos retornar a nuestro país. No olvidemos que formalmente una comisión de refugio nos otorgó ese beneficio y tenemos que ser respetuosos de esas instancias”, indicó.

El ex dirigente cívico de Achacachi indicó que realizó un seguimiento de todo los ocurrió en el país en los últimos días. Aplaudió la unidad de los bolivianos que logró la renuncia del ex presidente Evo Morales.

Así mismo, pidió a la presidenta transitoria, Jeanine Añez, analizar su pedido de otorgar amnistía para todos los dirigentes de Achacachi quienes fueron perseguidos por el Gobierno del MAS solamente por pedir rendición de cuentas al alcalde del MAS ese entonces, Edgar Ramos, actualmente recluido en la cárcel.

“El 13 de noviembre hemos enviado una solicitud de amnistía irrestricta y esperemos que la misma sea atendida, no estamos pidiendo una amnistía sólo para mi persona sino para todos esos hermanos que aún siguen siendo perseguidos en la ciudad de Achacachi con la justicia”, acotó.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario