La presidenta transitoria, Jeanine Áñez, abrogó este jueves el Decreto Supremo 4078, cumpliendo así los acuerdos con organizaciones sociales y dijo que se logró pacificar el país. Agradeció a las Fuerzas Armadas su rol en defensa de la democracia.

“Después de una información de los informes del Gabinete de Ministros y una vez que el Gobierno nacional ha suscrito acuerdos con las organizaciones sociales y como consecuencia los conflictos en el país han sido levantados, hemos decidido abrogar el Decreto Supremo 4078, esta determinación ha sido tomada en consideración a que gracias a Dios y a la compresión de todos los sectores del país hemos logrado la ansiada pacificación”, dijo en conferencia de prensa.

Dicha norma eximía de responsabilidad penal a las Fuerzas Armadas en los operativos que realizó junto con la Policía para frenar la violencia. Aclaró que dicho decreto era constitucional.

“El decreto 4078 es un recurso constitucional que los gobierno tienen a su disposición cuando la seguridad del Estado o la seguridad de la ciudadanía se siente amenazada por acciones de violencia que ponen en peligro la estabilidad del país, la vida de los ciudadanos”, sostuvo.

Agradeció a la Fuerzas Armadas por su labor en los conflictos.

“Nuestro Gobierno tuvo que recurrir a una de estas características porque enfrentó acciones violentas que nunca antes habíamos visto en nuestra historia, y que nunca más quisiéremos verlas. Quiere referirme a las Fuerzas Armadas y dar las gracias a nombre de la democracia por su decidida y oportuna participación que evitó mayores actitudes de vandalismo y confrontación”, sostuvo.

Indico que la ciudad de El Alto, especialmente la zona de Senkata, “ha vivido días de terror cuando se puso en riesgo no solamente una planta estratégica de combustibles sino la vida de más de 250 mil alteños”.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario