Trabajadores del Banco Central de Bolivia (BCB) denunciaron mediante un pronunciamiento dirigido a las autoridades nacionales competentes que la entidad realizó un préstamo de 520 millones de bolivianos en favor de tres empresas estatales. La autorización para los préstamos fueron emitidos dos días antes la renuncia de Evo Morales y sin garantías ni seguimiento de inversión.

“Este tipo de préstamos fueron autorizados por durante el Gobierno del señor Evo Morales, contraviniendo la Ley 1670 y la independencia que los bancos centrales deben tener. Ninguno de estos préstamos cuenta con garantías ni seguimiento de inversión en los proyectos para los cuales fueron desembolsados, mermando de esta forma el nivel de las RIN (Reservas Internacionales Netas), que ahora es el más bajo de los últimos años”, dice parte del pronunciamiento.

Los funcionarios del ente emisor indicaron que los desembolsos del 7 y 8 de noviembre fueron ejecutados fuera de norma.

También denunciaron que hubo “manipulación de cámaras de seguridad” el día que la expresidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), María Eugenia Choque, ingreso al Banco Central de Bolivia.

Denunciaron sobre la manipulación de datos económicos publicados por el ente emisor con la finalidad de respaldar informes y discursos dados por Evo Morales.

Además de sobreprecio en la adquisición de la nueva familia de billetes para lo cual el actual presidente Pablo Ramos y miembros del directorio, todos del MAS, realizaron viajes innecesarios.

Otras denuncias tienen que ver con la coerción a funcionarios institucionalizados, además de los trabajadores fueron obligados a asistir a actos proselitistas. También está el pago de propaganda y spots publicitarios a favor del MAS. Por todo lo denunciado piden la renuncia de varios ejecutivos de la entidad.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario