La jueza segunda de Instrucción Anticorrupción y Violencia Contra la Mujer, Odalys Serrano, determinó este domingo la detención domiciliaria y sin derecho a asistir al trabajo para el gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu.

Tras cuatro horas que duró la audiencia cautelar, Urquizu dijo que se someterá a las investigaciones. “Nos vamos a someter a la investigación, una investigación transparente, seria y con justicia social, todo lo que dijo la señora jueza voy a asumirlo”, sostuvo.

La autoridad es acusada de incumplimiento de deberes, abandono del cargo, uso indebido de bienes del Estado y de influencias.

La juez, también instruyó la prohibición de asistir y permanecer en las oficinas de la Gobernación de Chuquisaca, pidió dos garantes personales, entre otras medidas sustitutivas.

El Ministerio Público pidió la detención preventiva, sin embargo al conocer la decisión de la jueza  anticipó que apelará.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario