La mañana de este sábado, Senkata de la ciudad de El Alto amaneció sin bloqueos y el tráfico vehicular se normalizó. Este hecho posibilitó que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) despache 1,8 millones de litros de gasolina y diésel y 10.119 garrafas de Gas Licuado de Petróleo (GLP).

“El personal de la estatal petrolera trabajó durante la noche del viernes y la madrugada de este sábado para enviar a las estaciones de servicio de la sede de gobierno 1.300.000 litros de gasolina especial y 550.000 litros de diésel oíl, y adicionalmente ya se envasaron 20 mil garrafas de GLP más”, indica un boletín institucional.

Los accesos a la Planta de Senkata estaban bloqueados desde hace dos semanas por algunos vecinos del lugar y que en pasados días provocaron destrozos en el intento de toma de las instalaciones de la planta.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario