La presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Añez, aprobó el Decreto Supremo 4078 que exime de responsabilidad penal a las Fuerzas Armadas (FFAA) en caso de «legítima defensa o estado de necesidad».

Según el ministro de la Presidencia, Jerjes Justiniano, aclaró que dicha norma de ninguna manera representa una “licencia para matar”, porque su objetivo es constituirse en un elemento disuasivo con miras a la pacificación del país.

“Esto significa que, de ninguna manera, se transforma en una licencia para matar, es un elemento disuasivo porque lo que pretende el Gobierno es sencillamente evitar la confrontación, lo que pretende es evitar que existan más muertes y, sobre todo, que la paz social se restablezca en nuestro país”, dijo.

Las declaraciones surgen luego de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó la norma como «grave» pues desconoce los estándares internacionales de derechos humanos.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario