Álvaro Andrade, responsable de la empresa Ethical Hacking, encargada de realizar la auditoría del proceso electoral en Bolivia y contratada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) aseguró la noche del jueves que no puede dar fe de la integridad de los resultados de las lecciones del 20 de octubre ya que todo el proceso está viciado en nulidad por la cantidad de alteraciones.

“Está viciado de nulidad no porque lo digamos nosotros, eso lo puede decir cualquier empresa, incluso a OEA que está realizando su auditoría”, dijo en una entrevista en el programa Jaque Mate de Televisión Universitaria (TVU) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA).

La empresa con sede de Panamá fue contactada por el TSE para realizar la auditoría del proceso en Bolivia el 19 de septiembre y el 26 realizaron la presentación oficial. El tiempo era corto para la empresa pues para este tipo de trabajo se necesita entre tres a cinco meses.

El trabajo de la empresa era realizar pruebas todos los días y publicaron vulnerabilidades. “Empezamos la auditoría y el 11 (de octubre) presentamos nuestro primer informe de vulnerabilidades», indicó.

“Dentro de las vulnerabilidades en el TREP habían bastantes pero una de las más críticas, una de ellas es comunicaciones inseguras porque todas las comunicaciones se podían cifrar, podía leer todas las comunicaciones, ver los votos, cambiar los votos”, indicó.

El entrevistado habló de exposición de información sensible, se mandaban los datos por la URL, lo que era seguro. No se contaba con la protección básica, como el anti-rut y se podía instalar en cualquier celular ruteado para ver el usuario, la contraseña y descargar privilegios.

«Había como siete vulnerabilidades críticas. La empresa Neotec las iba parchando, pero no se llegó a cubrir el 100 por ciento. Cada día había más vulnerabilidades, pero Neotec no las podía arreglar, porque necesitaban más tiempo y ya estábamos a pocos días de las elecciones», aseguró.

“Nuestra función como empresa es decir todo lo que se encontró y muchas de las cosas sustentan que se equivocaron en muchos procedimientos, los cuales están viciando en nulidad este proceso electoral”, indicó.

Para Andrade, “ninguna empresa auditora que traigan va poner las manos al fuego y certificar la integridad de esos datos, cuando se accedió a la base de datos».

Explicó que el mismo Órgano Electoral encontraba “un montón de inconsistencias, que se iban corrigiendo, todo sobre la marcha». Calificó de “imperdonable y crítico” conectarse a la base de datos, a la cual se accedió en varios momentos.

“Eso es imperdonable y crítico porque se rompió toda la integridad de la base de datos. Fue crítico porque nosotros ni siquiera estábamos presentes, cuando se acordó que el protocolo se haga siempre en presencia de la empresa auditora. Accedían, mandaban los screenshot (captura de pantalla) y listo, pero eso no certifica y no hay seguridad”, acotó.

Indicó que se recibió una denuncia, “que habían actas que no aparecían en el sistema de cómputo. Entramos a ver y todas las actas eran votos para el CC (Comunidad Ciudadana). Después de la denuncia se autorizó que se haga la validación, Neotec revisó y se corrigió y luego ya aparecían».

Radio Fides/La Paz

Tu comentario