En una jornada tensa en Cochabamba, cientos de ciudadanos del denominado grupo de resistencia y que protagonizan los bloqueos en defensa de la democracia decidieron tomar la alcaldía de Vinto y le prendieron fuego. Retuvieron a la alcaldesa Patricia Arce, le cortaron el cabello y le pidieron que firme su renuncia, pues le acusan de ser la promotora de llevar gente del MAS hasta la ciudad de Cochabamba para enfrentarlos, según un reporte de radio Fides.

La turba enardecida que aseguraba que el enfrentamiento dejó dos fallecidos en un momento quiso lincharla, sin embargo los vecinos aseguraron que ellos no son asesinos y no haría aquello, llegaron a cortarle el cabello, le echaron pintura y luego le hicieron firmar su renuncia.

Desde la Alcaldía le hicieron caminar unos cinco kilómetros y la llevaron hasta el río Huayculi donde le hicieron sentar a un promontorio de tierra y ahí le pidieron que firme su renuncia.

En medio de las acusaciones ella dijo: “Si quieren matarme que me maten, si por este proceso de cambios me quieren matar voy a morir por este proceso de cabio”.

Si bien la gente aseguraba de la muerte de dos personas del grupo denominado resistencia aquella información no fue confirmada.

Finalmente decidieron dejarla y le entregaron a la policía.

Radio Fides/La Paz