El jefe de la misión de la OEA que hará la auditoría a las elecciones, Arturo Espinosa Silis, decidió retirarse este viernes por la noche de la misión que le fue encomendada, para no comprometer la imparcialidad de la tarea pues adelanto criterio sobre el proceso electoral en Bolivia.

“He decidido retirarme de la auditoría para no comprometer su imparcialidad. Debí informar a OEA sobre manifestaciones públicas previas acerca del proceso electoral en Bolivia”, escribió en su red social Twitter.

El experto mexicano que había llegado a Bolivia a cargo de la auditoría de la OEA a las elecciones del 20 de octubre se apartó de la misión un día después de ser presentado por el canciller Diego Pary como el coordinador de la misión.

Radio Fides/La Paz