La Iglesia Católica mediante un comunicado desmintió ser la responsable de promover las acusaciones de fraude en las elecciones del 20 de octubre, así como lo denunció el ministro de la presidencia, Juan Ramón Quintana. Este es el comunicado que fue emitido este sábado:

La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana desmiente categóricamente las falsas afirmaciones del ministro de la Presidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, Juan Ramón Quintana, de que la Iglesia Católica sería responsable de promover las acusaciones de fraude en las elecciones generales de Bolivia, y declara lo siguiente:

  • Las afirmaciones del ministro son totalmente falsas y carecen de todo fundamento real. Son acusaciones lanzadas contra la Iglesia u otras instituciones de Bolivia, en forma gratuita con el único fin de menoscabar su credibilidad.
  • La Iglesia Católica en Bolivia no ha realizado ni inspirado acción o reflexión alguna, que tuviese como fin promover o financiar acusaciones de un fraude electoral en el país. Más bien ha cumplido siempre un rol pacificador y de servicio a la concordia y la democracia en el país, orientando e iluminando a los cristianos de Bolivia.
  • La Iglesia Católica en Bolivia está al servicio de la verdad, la justicia y el bien común y no de facciones de izquierda ni de derecha, como la población boliviana sabe bien.
  • Exigimos al ministro presentar pruebas de sus afirmaciones o retractarse de las mismas, ya que con ellas está ofendiendo los sentimientos del pueblo católico de Bolivia.

Actitudes como ésta aumentan nuestra preocupación sobre la pacificación del país. Es importante que haya más capacidad de autocrítica y humildad en nuestras autoridades para cumplir con el rol de instrumentos de unidad y de paz que Bolivia necesita en este momento.

“Como Iglesia Católica en Bolivia estamos dispuestos a colaborar en el proceso de pacificación del país”, como afirmaron los Obispos en su comunicado del 23 de octubre pasado.

También volvemos a llamar a la población a la calma y a la serenidad, ya que la violencia no resuelve nada. Animamos a todos a buscar la verdad y a no dejarse desorientar por manipulaciones.

Oramos para que el Dios de la vida y de la paz ilumine a los gobernantes y a todos los ciudadanos en esta hora difícil.

Radio Fides/La Paz