La tarde de este miércoles personal de limpieza del mercado Lanza, de la ciudad de La Paz,  halló 21 cachorros de dinamita en el mingitorio público de la planta baja. Un grupo de Bomberos Antofagasta retiró los explosivos y se hizo la denuncia ante la Policía para su investigación, según una nota de prensa.

Cerca de las 14.10 la Unidad de Administración y Servicios Públicos Municipales reportó el caso y este lo derivó a la Secretaría de Seguridad Ciudadana para dar parte a la Policía y a la unidad de Bomberos.

Una de las encargadas de limpieza, que prefirió no identificarse, dijo que un grupo de mineros en estado de ebriedad ingresaron al baño y la agredieron verbalmente. Minutos después, la barrendera ingresó a realizar la limpieza de los cubículos y encontró una bolsa blanca con explosivos que estaba debajo de la canastilla para depositar papeles.

“Al promediar las 14.10 personal de limpieza (del mingitorio) encuentra una bolsa (blanca) en el cubículo cuatro. Al interior se ha podido determinar la presencia de material explosivo: 21 cachorros de dinamita. De acuerdo a procedimiento, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) está haciendo el trabajo investigativo correspondiente a fin de determinar la procedencia de estos cachorros de dinamita”, informó el comandante de la Dirección Departamental de Bomberos La Paz Antofagasta, Jorge Ramírez Valda.

El registro del lugar se realizó con efectivos policiales y un representante de la Fiscalía. Según los investigadores el material explosivo es de “industria boliviana”. Al momento de levantar el informe el especialista en explosivos detalló que 15 artefactos tienen detonador cebado a mecha lenta y conector de encendido pirotécnico. Los otros seis explosivos están cebados con detonador y mecha lenta.

Desde el lunes cientos de mineros asalariados y cooperativistas están en La Paz. Hoy protagonizaron marchas por el centro de la urbe e hicieron explotar dinamitas pese a que está prohibido y sancionado por un decreto y una ley.

La Ley 400, en su artículo 51 menciona la prohibición del uso de explosivos en manifestaciones públicas. De la misma manera el Decreto Supremo 2888, vigente desde el 2016, prohíbe el uso, tenencia o porte de explosivos y otros materiales relacionados en protestas, marchas o manifestaciones en el país. La norma establece que las personas que vulneren la norma serán sancionadas con cárcel de uno a cuatro años.

Radio Fides/La Paz