El obispo Auxiliar de la Diócesis de El Alto, monseñor Giovani Arana, se refirió a la difícil situación que vive el país por paros, movilizaciones y enfrentamientos tras los comicios del pasado domingo y dijo que la Iglesia ve una Bolivia dividida por el capricho de unos cuantos. La Iglesia expresa su total predisposición a colaborar en el proceso de pasificación del país.

“Lamentablemente vemos una Bolivia dividida por el capricho de unos cuántos, vemos una Bolivia enfrentada, llamamos a la calma, a la no violencia, no nos dejemos ganar por la rabia, acompañemos este momento también con nuestra oración, hoy más que nunca nuestra Bolivia necesita que recemos”, expresó este domingo desde la Basílica Menor de San Francisco en La Paz.

También recordó el mensaje de los Obispos de Boliviana publicado el pasado miércoles que decía: “Apelamos a las autoridades y líderes que detentan poder de decisión a viabilizar una salida pacífica y concertada por el bien común de nuestro pueblo. Como Iglesia Católica en Bolivia estamos dispuestos a colaborar en el proceso de pasificación del país”.

Según el monseñor Arana, cuando dejamos de escuchar a los demás “nos hacemos sordos por conveniencia escuchamos sólo aquello que nos conviene, pero eso no solo deben tomarlo en cuenta quien asume un liderazgo…sino debemos tomarlo en cuenta todos”.

“Por eso debemos dejar de lado nuestras actitudes soberbias, debemos dejar de lado nuestras seguridades personales, y ponernos en plena confianza delante de Dios, reconociendo incluso aquello malo en nuestra vida, sabiendo que solo Dios nos puede ayudar a cambiar”, acotó.

Invitó a ser humildes porque “el humilde es aquel que tiene la capacidad de reconocerse quien es, de no vivir de falsas ideas y reconocer incluso aquello malo que hay en la vida de uno, el humilde es quien con actitud madura reconoce sus equivocaciones, solamente en la medida en la que reconozcamos que también nos equivocamos, que también hacemos cosas malas, podremos crecer, podremos cambiar, pues somos capaces de reconocer que estamos recorriendo caminos equivocados, entonces con esa conciencia comenzaremos a recorrer el buen camino. El soberbio se cierra a todo aquello, piensa que lo que hace está bien, así nunca se plantea la necesidad de cambiar”.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario