Los efectos del paro en Santa Cruz ya se sienten en el segundo día de la medida de presión. Según un reporte de radio Fides Santa Cruz, este jueves comienza a escasear el combustible y los alimentos suben de precio.

Es el caso de la carne de pollo que el kilo está entre 20 a 22 bolivianos. Otros alimentos comienzas a escasear.

A esto se suma la acumulación de basura que se registra en varios puntos de la ciudad de Santa Cruz de Sierra pues por el paro los carros que recogen la basura no pueden desplazarse.

Por otro lado el combustible escasea en los surtidores, por los bloqueos los camiones distribuidores están en la refinería de Palmasola y no pueden salir para abastecer a los surtidores.

Radio Fides/Santa Cruz