El nuevo pronunciamiento de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) que fue leído por monseñor Aurelio Pesoa, Secretario General de la CEB, apeló a la segunda vuelta, con una supervisión imparcial, como una salida justa, pacífica y democrática.

“En sintonía con los informes y pronunciamientos de organismos internacionales, como la OEA y la Unión Europea y la opinión expresada por el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, Mons. Ricardo Centellas, consideramos que una segunda vuelta, con una supervisión imparcial, constituye la mejor salida democrática al momento que vivimos”, indicó.

La iglesia manifestó su preocupación por el peligro y amenaza de confrontación entre bolivianos “ante un proceso electoral que, a pesar del comportamiento ejemplar de los votantes, ha perdido credibilidad por las irregularidades que han tenido lugar en los tiempos y resultados del proceso de cómputo de las elecciones generales”.

En estas circunstancias –aseguró la iglesia- no es sensato apelar a movilizaciones y contra movilizaciones que pueden desencadenar fácilmente en enfrentamientos y saldos lamentables.

“Apelamos a las autoridades y líderes que detentan poder de decisión a viabilizar una salida pacífica y concertada por el bien común de nuestro pueblo. No tengamos miedo a dirimir nuestras diferencias en el escenario de libre debate y decisión por vía de las urnas en democracia”, manifestó.

La iglesia está dispuesta a colaborar en el proceso de pacificación del país y pide orar con fervor y clamar por una salida pacífica a la crisis política que actualmente enfrentamos.

Radio Fides/La Paz