A pocas horas de que entre en vigencia el auto de buen gobierno promulgado este jueves por la Gobernación de Oruro, al igual que en el resto del país, los médicos y profesionales de la salud decidieron hacer una pausa en los piquetes de huelga de hambre que se mantenían en el Hospital Obrero y las instalaciones del Colegio Médico. Sin embargo el paro se mantiene.

El secretario general del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes) de Oruro, Víctor Araoz Adrián, dejó en claro que este no es el fin de conflicto y desde la próxima semana, las medidas se retomarán con más fuerza.

“Se dio instrucciones que a partir del jueves se levantan los piquetes de huelga de hambre con la finalidad de quienes participan en las elecciones puedan emitir su voto (…) cabe recalcar de que el paro continúa, es el paro de brazos caídos en todo el sistema de salud”, indicó.

Frente a la actitud de la Ministra de Salud, “lo que más nos preocupan son nuestros pacientes, pero estamos decididos a seguir hasta el final”, enfatizó.

Radio Fides/Oruro

Tu comentario