Entre enero y julio de 2019, las remesas de bolivianos residentes en el extranjero llegaron a 76 millones de dólares, presentando una disminución de 4,1 por ciento respecto al mismo período de 2018, cuando estos envíos registraron 809 millones de dólares, según reportan los datos del Banco Central de Bolivia (BCB).

Según una nota de prensa la crisis económica en Argentina ha provocado un menor flujo desde ese país, 58 millones de dólares a julio de 2019, menor en 41,0 por ciento al recibido en igual período de 2018. Por otra parte, las remesas provenientes de Brasil disminuyeron en 6,1 por ciento hasta alcanzar 67 millones de dólares. Otro país con una reducción significativa fue España, desde donde llegaron 313 millones de dólares, cifra menor en 6,5 por ciento comparada a la recibida entre enero y julio de la gestión anterior.

Estos tres países totalizaron una incidencia negativa de 8,2 puntos porcentuales y se encuentran caracterizados por un débil desempeño económico, en Argentina se registran altas tasas de inflación, desempleo y contracción en su Producto Interno Bruto (PIB), Brasil presenta menores tasas de actividad económica respecto a 2018, y en España se mantiene la disminución de la tasa de expansión económica desde 2016, además de seguir siendo uno de los países con la mayor tasa de desempleo dentro de la Unión Europea.

Esta incidencia negativa fue parcialmente contrarrestada por el incremento de remesas provenientes de Estados Unidos, Chile e Italia principalmente. En relación a las transferencias recibidas en los primeros siete meses de 2018, desde Estados Unidos se recibieron 138 millones de dólares, superior en 5,7 por ciento; de Chile llegaron 95 millones de dólares, con un incremento de 20,0 por ciento; y las remesas enviadas de Italia fueron 15 millones de dólares, mayor en 11,3 por ciento.

El Gobierno cree que otros de los factores de la disminución de las remesa familiares es que muchos de los compatriotas que estaban en el exterior retornaron al país.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario