El emblemático Edificio Schmidt, a una cuadra de la Plaza principal 10 de febrero en la ciudad de Oruro y que por sus características arquitectónicas ha sido catalogado como patrimonial, pasó a ser ocupado desde este lunes por el Ministerio Público, luego de que en marzo de este año, pasó a jurisdicción de Dircabi Oruro, por un delito de narcotráfico que se denunció contra sus propietarios.

Dicho edificio, había quedado seriamente afectado tras un incendio que se generó en una de las tiendas comerciales.

El fiscal departamental, Orlando Zapata, exteriorizó su satisfacción porque de esta forma, se soluciona paulatinamente la necesidad de ambientes más adecuados que en todo este tiempo no pudo ser resuelto.

“Ya nos hemos trasladado aquí, este va ser el nuevo despacho, este ambiente, ustedes pueden observar el cambio drástico”, indicó.

Aseveró que el Ministerio Público en Oruro se fortalecerá mucho más, porque el número de fiscales que se tenía no abastecía y mucho más con ambientes que no eran los apropiados.

«Lo más importante, se podrá dar mayor celeridad a cada uno de los casos que se derivan a esta instancia», enfatizó.

Radio Fides/Oruro

Tu comentario