Culminado este lunes el plazo otorgado por el cabildo cruceño, al Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), para desalojar los asentamientos ilegales que hay en la Chiquitania, los cívicos formarán la comisión que verificará la legalidad de las tierras entregadas por el Gobierno y comenzarán al desalojo pacífico.

“Vamos a proceder al desalojo con el pueblo, le aseguro que aquí no se trata de bala, no se trata de machete, no se trata de palo, yo les aseguro que vamos a poder lograr el desalojo dentro del principio de la necesidad del pueblo y lo que quiere el pueblo cruceño”, dijo el presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, según un reporte de radio Fides Santa Cruz.

Se prevé que hasta el miércoles se comiencen a ejecutar los desalojos de los colonos de forma pacífica.

Camacho informó que el comité maneja el dato de aproximadamente 1.600 asentamientos ilegales en toda la Chiquitania y la mayoría se encuentra en reservas  naturales.

Radio Fides/Santa Cruz