El cabildo cruceño que congregó a miles esta noche, a los pies del Cristo Redentor, aprobó la rebeldía ante un posible fraude electoral, la expulsión de los colonizadores que ocupan o tienen asentamientos en tierras fiscales y en inicio del sueño del federalismo el 20 de octubre, día de las elecciones.

La primera determinación fue asistir a las urnas el 20 de octubre y dar voto castigo al presidente Evo Morales. Como segundo punto está la rebeldía ante un posible fraude que se pueda dar en los comicios nacionales.

Otro punto establece que como ciudadanos declarar el “Desastre Nacional” en la región para facilitar la ayuda internacional con el fin de acabar con los incendios en la Chiquitania, y a raíz de estos incendios desalojar los asentamientos otorgados por el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), los cuales estén en tierras fiscales y áreas protegidas. Además, dan plazo al INRA hasta el lunes para desalojar los asentamientos ilegales, caso contrario las instituciones cívicas cruceñas los expulsarán.

Por otro lado, se determinó que a partir de la fecha Santa Cruz luchará para que se aplique el federalismo, así como se los hizo con las autonomías.

“Este cabildo es la esperanza de los bolivianos”, comenzó diciendo el líder del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, ante la multitud.

También se aprobó dar un plazo de cinco días al Gobierno para la abrogación de la Ley 741 y el Decreto Supremo 3973, que fueron calificados de atentatorios contra los bosques.

Radio Fides/Santa Cruz

Tu comentario