El Juzgado Octavo de Instrucción en lo Penal de La Paz determinó este jueves una nueva detención preventiva para el dirigente de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca), Sergio Pampa, en la cárcel de Oruro, por la muerte del policía de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (UMOPAR), Daynor Sandoval, en agosto del año pasado.

A la conclusión de la audiencia, Pampa se declaró como un perseguido político pues debería estar detenido en La Paz y no en Oruro.

“No nos dejemos amedrentar con este Gobierno, que hecho mucho daño, está haciendo una persecución política a muchos dirigentes que hemos buscado solo el desarrollo para nuestro sector, yo soy un preso político, he sido perseguido político, actualmente son un preso político. Me han aislado totalmente a mí, yo debería estar aquí en La Paz, debería estar en San Pedro detenido preventivamente, me han alejado Oruro como si fuera un peligro total para la sociedad, me han alejado de mi familia”, indicó.

El 24 de agosto de pasado año se registró un enfrentamiento entre cocaleros de los Yungas y efectivos de UMOPAR, en el municipio de La Asunta, donde murió el policía Daynor Sandoval.

Sin embargo el dirigente Sergio Pampa ya cumple detención preventiva en la cárcel de San Pedro de Oruro por los hechos de violencia del 14 de febrero en la comunidad La Calzada.

Radio Fides/La Paz