Poco más de dos horas le tomó al Congreso definir su estrategia luego del anuncio de disolución del presidente Martín Vizcarra. La respuesta vino en tres partes: primero una moción de vacancia, luego la suspensión del mandatario y finalmente la juramentación de Mercedes Araoz como presidenta encargada.

El Parlamento retomó su sesión a las 7:30 p.m. –más de dos horas después del anuncio de Vizcarra– con dos mociones que ingresaron a la agenda en la Junta de Portavoces, con el respaldo de Fuerza Popular, Apra, Contigo, Cambio 21, Alianza para el Progreso y Acción Popular.

La sesión comenzó con una larga espera en el registro de asistencia, pues necesitaban llegar a 87 presentes. Lo primero que se votó fue la admisión a trámite de la moción de vacancia. Para esto se necesitaban 50 votos y obtuvieron 79, con lo que luego se fijó el 4 de octubre como fecha para que Martín Vizcarra asista a brindar sus descargos por 60 minutos, según lo estipulado en reglamento del Parlamento.

Luego se dio cuenta de la moción de suspensión, la cual fue sustentada por las fujimoristas autoras del texto: Rosa Bartra y Alejandra Aramayo, presidenta y miembro titular de la Comisión de Constitución, respectivamente. Ambas sustentaron el pedido de suspensión en el artículo 114, inciso 1, de la Constitución, donde se estipula que el ejercicio de la Presidencia de la República se suspende por “incapacidad temporal declarada por el Congreso”. Pese a que el reglamento no tiene establecido un procedimiento para la votación de una moción de suspensión, la mayoría parlamentaria determinó que solo se necesitaban 66 adhesiones. El bloque obtuvo 86 votos.

En ambas votaciones no estuvieron presentes legisladores de las bancadas Peruanos por el Kambio, Bancada Liberal, Frente Amplio y Nuevo Perú. En el caso de Unidos por la República, se fueron todos menos Glider Ushñahua, quien votó a favor, tanto de la vacancia como de la suspensión. De los no agrupados, Ana María Choquehuanca se retiró, Carlos Bruce votó a favor de las dos propuestas y Mercedes Araoz no votó y aguardó el desarrollo de la sesión mientras redactaba su discurso.

A las 9:05 p.m., Araoz ingresó al hemiciclo –discurso en mano– para jurar como presidenta encargada. Su ingreso estuvo acompañado de los aplausos del bloque liderado por Fuerza Popular y la posterior entonación del himno nacional.

La juramentación fue corta y sin banda presidencial. Mercedes Araoz repitió “por el país” mientras Olaechea le daba palabras de aliento. “Lo más fácil habría sido renunciar. No me corro a mis responsabilidades por más difíciles que sean las circunstancias”, dijo Araoz en su discurso y anunció que convocará a la Organización de Estados Americanos.

Tomado de El Comercio

Tu comentario