El ministro de Gobierno, Carlos Romero, descartó este viernes ser interlocutor del Gobierno para solucionar el conflicto con los médicos que están en paro hace más de un mes y que masifican los piquetes de huelgas de hambre.

“Yo no puedo pronunciarme mientras ellos (médicos) están conversando con la autoridad del sector, como corresponde, que es la Ministra de Salud (Gabriel Montaño). Yo por ética no puedo pronunciarme al respecto, simplemente estaremos a la espera de lo que defina la autoridad del sector”, dijo, según un reporte de radio Fides Santa Cruz.

Tras la ruptura del diálogo entre los médicos y profesionales en salud y la ministra de Salud, Gabriela Montaño, el sector pidió otro interlocutor para dialogar pues la autoridad del área fue calificada de interlocutora no valida.

Radio Fides/Santa Cruz

Tu comentario