Pese a que en Oruro se ha inaugurado recientemente la nueva cárcel “La Merced”, al final no ha sido lo que todos esperaban, ya que el hacinamiento en la vetusta cárcel de San Pedro no ha desaparecido en lo más mínimo, por el elevado número de detenidos preventivos que a diario se recibe.

Así reconoció el juez de ejecución penal en Oruro, Germán López Moya, en declaraciones a radio Fides Oruro, a propósito de celebrarse este martes 24 de septiembre, el día del recluso.

“Al margen de a verse llevado a las privadas de libertad al nuevo penal, tenemos más de 800 privados de libertad en el penal de San Pedro, esto qué quiere decir, que continúa el hacinamiento”, indicó.

En horas de la mañana esta autoridad se constituyó en la nueva cárcel para compartir con las reclusas y otros detenidos preventivos un sencillo agasajo por este día, pero también reconoció que lamentablemente las condiciones del nuevo recinto no son las más adecuadas y lo peor, poco se está haciendo para remediarlo.

Radio Fides/Oruro