A pesar de la lluvia que cayó la madrugada de este jueves en Santa Cruz, los incendios forestales continúan siendo un riesgo para las zonas afectadas en la Chiquitania y parte del chaco cruceño.

Jorge Adriázola, responsable del Control de Incendios Forestales de la Gobernación, informó que el departamento se encuentra comprometido con un riesgo alto, de un 66 por ciento, de sufrir incendios.

Hasta la fecha existe 58 incendios activos y 10 viviendas afectadas en el municipio de San Matías donde se logró evacuar a las familias.

“Lamentablemente la lluvia sólo cayó en el municipio de Santa Cruz de la Sierra y no llegó a la zonas afectada, ha llegado a parte de la zona norte, al norte integrado, pero no se registran lluvias en los lugares de incendio”, sostuvo.

Agregó que se está combatiendo el fuego también con maquinaria pesada en los municipios que son los más afectados como: San Ignacio, San Matías y Roboré.

Radio Fides/Santa Cruz