María Chambi, víctima de toques impúdicos del gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, contó su verdad esta mañana al programa AM de radio Fides y dijo que tras la publicación del video sufrió mucho, como madre y como mujer, no sólo que la amedrentaron sino que ahora intentan expulsarla de su Federación de ambulantes. No sebe qué pruebas más quiere la Fiscalía si ella ya prestó su declaración y se sometió a pericias psicológicas.

“Qué pruebas más quería la justicia, qué pruebas, es por eso que yo estoy aquí, de frente a todos, no me voy a ocultar”, dijo frete a la cámaras de Fides TV.

Contó que el hecho, donde se ve a Urquizu realizando los toques impúdicos, fue el 15 de mayo, de este año, en el aniversario de la Federación de Ambulantes del mercado Campesino de la ciudad de Sucre. Ese día, su federación y otras de comerciantes, organizaron una recepción social donde fue invitado el Gobernador y otras autoridades.

Cuando Chambi, en su calidad de vicepresidenta de su federación, le dio la bienvenida nunca pensó que la presencia del Gobernador le cambiaría la vida.

“En el momento en que estamos conversando me doy la vuelta para alzar un vaso para invitarle, dejo la botella en el piso y siento unas palmadas en la nalga, pero como yo estaba de espalda y había mucha gente en lo que reacciono me dicen que pasa y entonces le digo es que usted me ha hecho así, hago la intensión (de tocarlo), pero en ningún momento le toco, el guardia que estaba en frente me dice que no ha sido él, entonces yo, entre risas y muy desconcertada, porque había mucha gente, antes de que se vaya el Gobernador yo me disculpo por la reacción que tuve, que voy a pensar que una autoridad (actúe así)”, relató.

Aseguró que ella no le dio ningún motivo, ni confianza para que la primera autoridad del departamento actúe de esa manera. “En ningún momento yo estaba jugueteando con él, no le di la confianza, yo estaba de espaldas”, aseguró.

Indicó que tras la publicación del video en las redes sociales sufrió mucho. “No sabe la persecución, el acosos, el amedrentamiento que he sufrido todos ese tiempo, después que se publica el video ha sido un calvario para mí”, aseveró.

Explicó que funcionarios de la Alcaldía se acercaron a ella para decirle que no haga nada, que arregle el tema y que vele por la seguridad de su familia y su hijo. La presión es tal que incluso quieren hacerla expulsar de su federación.

“Han ido a mi casa a pararse movilidades, me decían que cuide a mi hijo, que arregle, que me estoy yendo a chocar contra un monstruo, que no haga nada y ahora están presionando a mi federación para que me expulsen de mi federación”, afirmó.

Dijo que tenía un “poquito de confianza en la justicia” pero que ahora con esta determinación de la Fiscalía se encuentra indefensa. “Con esto ahora cualquier momento cualquiera va venir y querer tocarme en son de burla, no va faltar que hagan lo mismo a otra mujer”, acotó.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario