El arzobispo de Sucre, monseñor Jesús Juárez, condenó y cuestionó las denuncias que se han presentado en contra del presidente Evo Morales sobre la existencia de hijos, en algunos departamentos del país. Calificó las acusaciones de estrategia penosa y sucia en contra de un rival político.

“Yo creo que estas declaraciones, al menos por parte mía como Arzobispo de Sucre, son condenables y la buena fama de una persona, en este caso del Presidente, se debe respetar hasta que no se demuestre lo contrario”, dijo, según un reporte de radio Loyola Fides.

En su criterio, todos debemos esforzarnos, en especial las autoridades, para ser ejemplo, del pueblo que ha elegido a sus autoridades. Cree que cuando se ataca a la vida personal no hay argumentos en contra de un candidato que parece que tiene mejores oportunidades que otros.

Pidió que se presenten planes de gobierno y defenderlos sin buscar artimañas para dañar la imagen del otro, pues aquello no es parte de una democracia sana.

“Creo que en estas campaña lo importante es presentar a la gente el programa, el proyecto que tiene para mejorar la vida de cada ciudadano y el desarrollo del país, cuando uno se mete en lo que llaman la guerra sucia y los insultos, no es el camino de una democracia”, apuntó.

Radio Loyola Fides/Sucre

Tu comentario