La Federación Departamental de Chóferes de Chuquisaca desde muy temprano comenzó el paro de 24 que declaró en pasados días. La medida que se lleva a cabo a medias, pues no pudo paralizar el centro de la ciudad de Sucre, tiene varias demandas para los tres niveles de Gobierno: el nacional, departamental y municipal.

Según un reporte de radio Loyola Fides, si bien la medida de presión se realiza con fuerza en las laderas el panorama el diferente en el centro sucrense. Las salidas a las provincias también están cerradas.

Por otro lado, las labores educativas se desarrollan con normalidad, aunque hubo una tolerancias de media hora, el comercio y la banca abrieron sus puertas al público.

Quienes sí están aprovechando el momento son las “taximotos” que son motos que prestan el servicio a gente que debe recorrer larga distancias, es el caso de las personas que deben trasladarse hasta el aeropuerto.

Los chóferes chuquisaqueños piden poner fin a los avasallamientos, en sus rutas, de sindicatos de otros departamentos, demandan atención al mal estado de las carreteras departamentales y calles de la capital, además del descongestionamiento del centro de Sucre, entre otros puntos.

Radio Loyola Fides/Sucre

Tu comentario