Pese al pedido de Gobernador, Rubén Costa, de frenar el chaqueo, la quema y la distribución de tierras en la Chiquitanía, por lo menos en los próximos dos años, el Gobierno nacional manifestó que ésta labor no se detendrá.

El ministro de Agricultura, Cesar Cocarico, manifestó que los chaqueos seguirán porque el país seguirá necesitando alimentos y la expansión agrícola no puede ser interrumpida.

“Por un lado queremos producir más alimentos, por otro lado hay gente que dice que no debemos, creo, tener más alimentos porque el hecho de tratar de tener más alimentos significa dos aspectos, en primer lugar, siempre es la ampliación de la superficie cultivable y eso es desmonte, chaqueos; por otro lado hay que mejorar la productividad, cuando queremos alimentos siempre el agricultor tiene dos caminos, uno ampliar, quemar, chaquear, es lo que siempre se hace, no hay otra tecnología”, sostuvo, según un reporte de radio Fides Santa Cruz.

En su criterio, hay mucha gente que no quiere que personas “del occidente venga al oriente, eso es peligroso, se quiere volver a escenarios del 2008, cuando había miramientos regionales, eso no es bueno, decir que no se hagan más comunidades es privar a muchos campesinos que en este momento quieren trabajar teniendo la tierra”.

Es por eso que indicó que tiene que seguir habiendo más asentamientos porque de lo contrario no habrá alimentos en el futuro.

Radio Fides/Santa Cruz

Tu comentario