La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), mediante un comunicado denominado “Nuestra Casa Común en Emergencia”, pidió al Gobierno central la declaratoria de zona de desastre en el país por los incendios forestales y que no se excluya la ayuda internacional. Además consideró que el tiempo empleado para apagar el fuego no es adecuado.

“En sintonía con numerosas voces de la sociedad, también nosotros urgimos a las autoridades del Gobierno Nacional a extremar esfuerzos para detener este grave problema, con respuestas eficaces y un manejo transparente y responsable de la información. Por ahora consideramos que las acciones y tiempos empleados no son proporcionales ni adecuados a la magnitud de la tragedia que enfrentamos. En esta línea consideramos que es necesaria la declaración de zona de desastre nacional y que no se excluya incluso el acudir a la ayuda internacional”, indica parte del comunicado.

La Iglesia Católica realizará una jornada de oración el próximo domingo 25 de agosto, convocando a todas las jurisdicciones eclesiásticas a unirse a las iniciativas solidarias y al pedido de la lluvia para aplacar los incendios.

También inició una campaña de recolección de agua, alimentos, medicamentos y/o aportes económicos para atender a los hermanos afectados. La campaña se realizará a través de la Pastoral Social Cáritas, brazo social de la Iglesia Católica en Bolivia, en los ámbitos nacional, jurisdiccional y parroquial. Los aportes económicos serán recibidos en la Cuenta Corriente en Moneda Nacional del Banco Nacional de Bolivia N° 1000263725, a nombre de Cáritas Boliviana.

La CEB expresó su sentir por el desastre natural que tiene lugar estos días en la región amazónica del país, a raíz de los incendios forestales.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario