Según el informe Anual de Monitoreo de Cultivos de Coca en Bolivia presentado esta mañana, por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la superficie cultivada de coca en el país mostró una baja del 6 por ciento entre 2017 y 2018. Sin embargo sigue por encima de lo permite la Ley.

“Es una buena señal que este año se haya producido una reducción de la superficie cultivada de coca. Si bien se ha reportado una reducción del 6 por ciento, la superficie de cultivos de coca se mantiene por encima de lo que exige la Ley 906. Recomendamos mantener los esfuerzos invertidos para lograr la reducción en todo el territorio nacional», explicó el representante de la UNODC en Bolivia, Thierry Rostan.

La superficie cultivada con coca registró un decremento de 1.400 hectáreas, lo que significa que bajó de 24.500 a 23.100 hectáreas, una disminución del 6 por ciento.

El 65 por ciento de la superficie total de cultivos de coca está en los Yungas, de La Paz, en esa región la disminución fue de 885 hectáreas. En el Trópico de Cochabamba está el restante 34 por ciento, y la disminución fue de 613 hectáreas. Sin embargo en el norte del departamento paceño se registró un incremento de 57 por ciento, los cultivos aumentaron 126 hectáreas, de 220 a 346 hectáreas.

El informe detectó la presencia de cultivos de coca en 6 de las 22 áreas protegidas a nivel nacional.

Radio Fides/La Paz

Tu comentario